Raíces y Memoria

 
 

El carismático Poder de la Sábila

Este artículo muestra las potencialidades y características de esta bondadosa planta que cura, alimenta y armoniza y; el surgimiento de la organización FEDESABILA, que busca hacer del Aloe un proceso agroecológico sostenible.

Autor. Ismael Paredes P (*).
Presentación. El cristal de la Sábila calma la sed del mundo, provee insumos portentosos para diversos tratamientos medicinales, terapéuticos y estéticos; la bondadosa planta conocida en algunas regiones del mundo como ALOE es fuente de alimento, es considerada por algunos como un amuleto de buena fortuna, pero su poder sobre pasa la curación y la estética, convirtiéndose en un elemento místico que armoniza los estados de ánimo de las personas, hogares y entornos.

El siguiente artículo se centra en las extraordinarias e infinitas cualidades de la sábila, que el autor recoge y expone desde distintos saberes tradicionales (especialmente indígenas y campesinos) y desde otras disciplinas como la agroecología, la historia y la botánica especialmente. De otra parte el escrito documenta el surgimiento y proceso organizativo de la recién constituida Federación Nacional de Productores de Sábila Colombia, FEDESABILA, que en su Primera Asamblea nacional, realizada el pasado 26 de junio en Bogotá, eligió como su gerente general, al ingeniero agrícola Arturo Salinas y como su primer presidente al psicólogo Jorge G. Ruiz Flores.

Principales características y propiedades de la sábila 
Para empezar a acercarnos a la carismática planta, el ingeniero Salinas, especialista en agricultura orgánica, indica que en Colombia la variedad de Sábila (especie Aloe Vera) que más se cultiva es la Barbadensis Miller registrada en el Catálogo especies SiB Colombia (1) como una Liliopsida (antigua liliáceas) y, su origen ancestral es el continente africano. Su principal hábitat y lugares de producción son zonas cercanas a los trópicos por su fácil adaptación a diferentes pisos térmicos, especialmente secos, semiáridos y áridos (no tolera humedades excesivas ni malezas), donde a su vez se multiplica y diversifican sus variedades que oscilan en unas 300 especies a nivel mundial. Su reproducción se da por medio de esquejes o hijuelos. En este sentido, se abordan las principales propiedades y bondades, que desde las ciencias, especialmente la botánica y la agroecología y, desde los saberes tradicionales, se atribuyen a la carismática planta de Sábila.

Basta recorrer el centro de Bogotá entre las calles 19 y 15 con carreras séptima, octava principalmente, y hasta la novena, sector que agrupa gran parte del gremio naturista de Bogotá, e incluso en cualquier droguería o tienda de barrio, para disfrutar una sana y refrescante bebida Aloe y encontrar múltiples productos derivados de sábila. Un estudio científico publicado en la revista Nutrición (2) destaca, entre otras, que el Aloe Vera es una planta de gran interés medicinal utilizada con este fin desde hace más de 3.000 años y que de las 300 especies identificadas cuatro de ellas cuentan con mayores propiedades alimenticias y medicinales: a) Aloe barbadensis Miller, b) Aloe perryi Baker, c) Aloe ferox y d) Aloe arborescens, dentro de estas la barbadensis Miller (variedad más cultivada en el país) es considerada la más utilizada en la medicina curativa y la más popular en todo el mundo.

De acuerdo a este estudio podemos resumir la principal composición de la sábila en un alto contenido de aminoácidos (17) y, antioxidantes minerales como calcio, potasio, sodio, manganeso, zinc, cobre, hierro, magnesio y, alto porcentaje de ácido fólico, que la hace benéfica al buen funcionamiento del sistema digestivo y cuidado de la piel, que previene el deterioro celular y el envejecimiento. Entre las principales vitaminas y beneficios de la sábila el estudio resalta las “vitaminas hidrosolubles: tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), ácido fólico y ácido ascórbico (C); y entre las liposolubles las vitaminas A y E (4,8)”. Unas y otras estas vitaminas ayudan al cuerpo a convertir los alimentos en energía, previenen enfermedades, ayudan a la función del cerebro y sistema nervioso; son importantes en el crecimiento corporal, la producción de glóbulos rojos y la liberación de energía de carbohidratos, solo por nombrar algunos ejemplos de sus múltiples beneficios.

Pero, pese a diversos estudios científicos, artículos de prensa, variadas historias sobre la sábila y, sí, bien es común verla en casas y plazas de mercado, conocemos muy poco sus diversos potenciales y usos. Sólo por nombrar un ejemplo, gracias a ella nuestros ancestros curaron sus dolencias y, hoy nuestros mayores indígenas y campesinos la usan como fuente alimenticia y curativa en enfermedades físicas, mentales y espirituales. Los pueblos del Putumayo Inga y Kamëntsá, por ejemplo, la utilizan en la medicina tradicional y en sus ritos armónicos donde la sábila adquiere poderes magnéticos de absorción y equilibrio de energías y, así poder purificar el organismo físico y el espíritu del paciente, como indica Mama Rosa Elena Jacanamijoy, quien explica que el poder curativo de la sábila u otras plantas se complementa en la medicina tradicional, con el saber espiritual del médico o médica para hacerlo más efectivo. 

De otra parte en un estudio reciente de la UICN, el ICANH y la Fundación Natura (3), impulsado con interés de generar debate sobre el tema de las mujeres indígenas y su relación con la biodiversidad, la líder Carmen Ramírez del Pueblo indígena wayuu de La Guajira, al hacer referencia a Colombia, destacó que si bien el territorio de los wayuu se localiza en un ecosistema desértico, semiárido y árido, el pueblo wayuu desde su actividad de pastoreo, recolección y pesca, utiliza de maneras diversas la biodiversidad que encuentra en su territorio. Menciona especialmente el uso de la Sábila como fuente de ingresos y en tratamiento de algunas enfermedades que afectan el sistema respiratorio, la piel y los ojos, malestares que atribuye al efecto contaminante de la mina de carbón El Cerrejón; “para curar estas enfermedades hay producción específica de plantas como la Sábila, dividivi y tuatua, las cuales no sólo se usan con fines terapéuticos, sino con otros fines como la alimentación”, concluye Ramírez.

Otro estudio de la UICN, PNUD, IMPS y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (4) destaca la vida pastoril de las mujeres y su empoderamiento en procesos y roles como la medicina que desempeñan en sus sociedades. La investigación muestra como las mujeres Masai de países como Kenia se han empoderado del cultivo de sábila y reciben apoyo de ONG para su aprovechamiento sostenible y transformación para la comercialización. En 2004, en Kenia se puso en marcha un Grupo de trabajo sobre sábila para orientar la formalización de su producción y facilitar el aprovechamiento sostenible y la transformación para la comercialización: “las mujeres trabajan para superar estos problemas y hacer de la producción de sábila un negocio viable. Las hojas cosechadas en forma sostenible las llevan a un centro de transformación y a través de un intrincado proceso se fabrican jabones, champús y lociones”.

En Colombia, señala el ingeniero Salinas, la sábila es importante por su impacto en la salud, la alimentación, en la parte terapéutica, en la cosmetología y la estética; resalta, además, que se ha venido dando un consumo masivo en el mundo, en Colombia por ejemplo hay muchas bebidas refrescantes y nutritivas a base de sábila y, explica que en el país comercialmente se trabajan especialmente la barbadensis miller, que cultivada bajo condiciones tecnificadas puede lograrse hasta 60 toneladas al año por cada ha cultivada; promedio de producción que garantiza una muy eficiente rentabilidad si se mira como proyecto dirigido a pequeños productores, una familia puede vivir perfectamente con una ha tecnificada, teniendo en cuenta que es un cultivo de tardío rendimiento; en condiciones tecnificadas dura mínimo 20 meses para iniciar su cosecha a recoger sus pencas.

El comienzo de un sueño hecho realidad…
Como promotores y protectores de la Sábila se constituyó el 26 de junio la Federación Nacional de Productores de Sábila, FEDESABILA, que busca entre otros propósitos dar a conocer los potenciales y usos de esta portentosa planta como son medicinales, alimenticios, terapéuticos y estéticos etc.; así como ampliar su distribución, comercio y consumo en los hogares del mundo, impulsar su producción agroecológica e incidir en el fomento de políticas públicas que contemple y beneficie los territorios y el hábitat de la planta como a sus cultivadores y, coadyuve a construir estrategias que potencialicen la cadena productiva, de distribución y de comercialización de la sábila.

La Asamblea realizada en Bogotá culminó con la fundación de la Agremiación FEDESABILA y sus principios orientadores, tras un largo y minucioso proceso de acercamiento y consenso entre líderes y productores de sábila que inició en el departamento de La Guajira, pasó por un Congreso nacional en Medellín y hoy da vida a un sueño de los productores y dirigentes sabileros que avizoran un sólido proceso organizativo para posicionar la sábila como renglón de primer orden en hogares y comercio del mundo. Inicialmente son parte de la Federación asociaciones de Guajira, Cesar, Córdoba, Chocó, Huila, Tolima, Santander, Norte de Santander, Cundinamarca, Risaralda, Boyacá y Valle del Cauca.  

Durante la Asamblea de constitución FEDESABILA el ingeniero agrícola Arturo Salinas Muñoz fue elegido gerente general de la emergente organización que agrupa 17 asociaciones departamentales, que son miembros fundadores  y buscan consolidar este proceso organizativo que comenzó años atrás con pequeñas agremiaciones de productores locales y regionales que sentaron las bases para impulsar y fortalecer las cadenas productivas y comerciales de la sábila y posicionarla como producto de primer orden en los hogares y renglones agrícolas- económicos del mundo.

En este sentido, uno de los primeros retos de la Federación es posicionar la sábila en el sector naturista (que ya cuenta con unas 2500 tiendas aproximadamente, sólo en Bogotá) y, conquistar su respaldo como medio para fomentar su consumo. Como presidente  de la Federación fue elegido el psicólogo Jorge G. Ruiz Flores, quien se define agrónomo empírico gracias al aprendizaje con los productores; en este escenario, Salinas y Ruiz son los encargados de moldear la historia de FEDESABILA y sus productores, así  como de dar viabilidad a tareas, sueños y procesos fundantes de la Asociación que desde ya aspira impulsar una agremiación nacional de productores orgánicos de la sociedad civil, que promueva la agricultura ecológica (con base en la agroecología), alimentos sanos para la humanidad y coadyuve a equilibrar la naturaleza y el ambiente como principios de respeto y buen uso de la tierra, sus recursos, seres y elementos que la conforman.

En este orden de ideas, Salinas cuenta cómo surgió la idea de constituir un gremio que represente el sector sabilero de Colombia: “el propósito de constituir la Federación se dio una vez identificada la problemática actual en Colombia, hay aproximadamente unas 1.300 hectáreas de sábila cultivadas, pero vemos muchas dificultades para la comercialización; sumado a ello se empiezan a generar importaciones masivas de productos derivados de Sábila de otros países como China que son productos sintéticos, productos transgénicos y, en vista que se ve una desorganización del gremio nace la iniciativa de constituir la Federación Nacional de Productores de Sábila, para lo cual se comenzó a conformar y fortalecer organizaciones regionales. Con aproximadamente 10 asociaciones departamentales legalmente constituidas se realizó el Congreso nacional en Medellín, allí se creó un Comité nacional que abonó el propósito y, el pasado 26 de junio constituimos la Federación Nacional que nos pone a mi persona y a Jorge al frente de esta misión”.

Producción ecológica en armonía ambiental con la naturaleza y, su contribución a la paz
Salinas explica que, en Colombia, los pequeños y medianos productores de sábila (que son mayoría), compiten frente a empresarios dueños de grandes cultivos que cuentan con laboratorios propios y, las dificultades de distribución y comercialización las padecen precisamente los pequeños y medianos agricultores que agremia FEDESABILA a  través de asociaciones departamentales, quienes no tienen acceso a mercados especializados ni generación de valor agregado de transformación de sus productos y por ello las dificultades de comercialización.

En cuanto a producción hay mejores alternativas y mayoría de cultivos de sábila son orgánicos, “con la Federación buscamos unificar e implementar paquetes tecnológicos de procesos y producción agroecológica con los cultivadores donde se apunta a que todos los afiliados deben cultivar de forma ecológica; en los estatutos y reglamentación a expedir se contempla producción netamente orgánica que permita impulsar procesos de certificación ecológica de los cultivos de sábila y, de esta manera ser competitivos y poder ingresar a los mercados internacionales”, indica el ingeniero Arturo.

Por su parte Ruiz, agrega que la Federación además de su rol de representar, promover y defender los intereses y derechos de los productores de sábila, cumplirá un papel muy importante en el marco de la paz: “con la sábila se puede hacer, entre otras, sustitución de cultivos de uso ilícito y podemos dar una oportunidad a los campesinos, indígenas y grupos étnicos que se vinculen de muchas maneras, también a las madres cabeza de hogar que necesitan proyectos para salir adelante. Valoramos el potencial de la sábila y tenemos la mejor disposición para fortalecer el gremio a nivel nacional, pues hay mucha expectativa en los productores que sienten que por fin hay un gremio que los represente y oriente sus destinos”.   

Estrategias para poner a andar la federación
En el año 2008 el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, a través de la Dirección de Cadenas Productivas, publico la cartilla: “Cadenas Productivas Agropecuarias, Pesqueras y Forestales”, en la cual hace una breve mención a la Cadena Productiva de Sábila, señalando que se estructuraría la Cadena para desarrollar acciones, firmar un Acuerdo de competitividad encaminado a mejorar la productividad y competitividad para posicionar productos con valor agregado en mercados nacionales e internacionales y señaló las regiones donde se impulsaría la Cadena, a saber Región Caribe: Guajira, Magdalena y Atlántico; Centro: Cundinamarca, Tolima, Risaralda y Caldas; y Región Oriental: Meta.

El fortalecimiento de la Cadena productiva de sábila por parte del Estado quedó en letra de un acuerdo y una cartilla, como ocurre con el Programa de Fomento y de Protección de la Agricultura Familiar, a la cual pertenecen los pequeños y medianos productores de sábila. En este sentido como proyección inmediata Fedesábila establece además de su rol y misión institucional, líneas de trabajo prioritarias, como la incidencia política y una estrategia comunicativa que comprende difusión comunicación y educación ambiental como pilares que coadyuvan a poner en marcha la tarea y buen desarrollo de la emergente Federación FEDESABILA para beneficio de sus asociados y el pueblo colombiano que se verá beneficiado con la producción de conocimiento y el buen uso de la sábila.      

En materia de incidencia política, una de las problemáticas que entra a afrontar la Federación es que en Colombia no hay políticas públicas desde el Estado hacia el sector sabilero. El ingeniero Salinas y Ruiz han emprendido una gestión de incidencia política ante instituciones, ONG, sectores sociales, políticos y académicos con el propósito de dar a conocer el sector sabilero y “que el Estado se interese en mirar que es un renglón productivo que puede llegar a ser muy promisorio para el país, para su economía y para la generación de empleo; esa es una meta prioritaria en materia política, otro reto es hacer que el Estado financie proyectos de producción, trasformación de generación de productos y establecer canales de comercialización. Así mismo que los productores puedan tener formación y asesoría para la implementación de producción orgánica”, concluye Salinas. 

En cuanto a socialización y empoderamiento, se busca posicionar políticamente la Federación, pero sobre todo estimular el consumo de la sábila a nivel nacional “para que consumamos nuestra propia sábila y no depender de la que viene de otros países; por ello estamos adelantando un inventario de los cultivos que hay en Colombia tanto orgánicos como agricultura convencional para poder hacer el lanzamiento”, indica Ruiz. Agrega que se han hecho acercamientos con sectores políticos como el senador Luis Fernando Velazco para trabajar un convenio con las organizaciones que representan los Naturistas del país, que entre sus afiliados cuentan unos 2.500, para que estas tiendas naturistas sean distribuidores o puntos de productos orgánicos entre ellos los productos de sábila y, sean como una ruta para que los productores tengan un canal de comercialización.

Bogotá - Colombia, agosto - noviembre 2015

* El autor es Campesino, Comunicador social periodista y, aspirante a magister en Ciencias Ambientales de la universidad UDCA de Colombia.

___________________________________________________________________________________________

1. SiB Colombia (Sistema de Información sobre Biodiversidad) http://www.biodiversidad.co/#/?q=S%C3%A1bila, el cual responde a los compromisos del Estado al ratificar el Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB) e implementar la Ley 99/93.

2. Vega G., A.; Ampuero C., N.; Díaz N., L. & Lemus M., R. (2005). El Aloe Vera (barbadensis miller) como componente de alimentos funcionales. Revista chilena Nutrición, Vol. 32, No 3. Departamento de Ingeniería en Alimentos, Universidad de La Serena, Chile.

3. UICN, Fundación Natura de Colombia e ICANH (2005). Las mujeres indígenas en los escenarios de la Biodiversidad.

4. Fiona, F. (2008). Estudio sobre buenas prácticas: el empoderamiento de las mujeres en las sociedades pastoriles. Iniciativa Mundial para el Pastoralismo Sostenible, IMPS; Fondo para el Medio Ambiente Mundial; Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza, UICN, y; Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD. 


Usted está aquí: Home Producción Periodística Informes Especiales El carismático Poder de la Sábila

Envíanos tu historia

Si tienes historias que se identifiquen con la diversidad cultural, con la ecología y con los saberes del campo. Puedes enviarnos tu historia a través del siguiente enlace.

 

ENVÍAR HISTORIA

Síguenos en